Casas Immigration , Ltd.

Navigating the 90-Day Rule in the U.S. Immigration Process

Navegando la regla de los 90 días en los procesos de inmigración de EE. UU.

¿Cuál es la regla de los 90 días?

La regla de los 90 días es un concepto que se refiere al momento en que ciertas acciones tomadas por no inmigrantes o personas que buscan ajustar su estatus dentro de los Estados Unidos. Se aplica principalmente a quienes tienen visas de no inmigrante (como visas de turista, estudiante o de trabajo) y a personas que buscan cambiar su estatus o extender su estadía en el país.

Básicamente, la regla establece que si un no inmigrante ingresa a los Estados Unidos con la intención de participar en actividades que son inconsistentes con el estado de su visa dentro de los 90 días posteriores a su llegada, esto podría considerarse fraudulento o tergiversado. En otras palabras, si ingresa a los EE. UU. con una visa de turista, se casa con un ciudadano estadounidense y solicita una tarjeta verde dentro de los primeros 90 días de su llegada, esto puede generar señales de alerta en su caso.

Importancia de la regla de los 90 días

La regla de los 90 días es importante porque ayuda a las autoridades de inmigración a determinar la verdadera intención de las personas que ingresan a los Estados Unidos. Si bien no es ilegal cambiar el estatus de uno o solicitar beneficios de inmigración después de la entrada, es crucial que estas intenciones se revelen y se lleven a cabo de conformidad con la ley.

La regla tiene como objetivo prevenir el fraude y la tergiversación de visas al garantizar que las personas no utilicen visas de no inmigrantes como puerta trasera a la inmigración permanente. Si alguien realmente ingresa a los EE. UU. como turista y luego decide casarse con un ciudadano estadounidense o solicitar una visa diferente, es esencial que siga los procedimientos legales adecuados.

Cómo se aplica la regla de los 90 días

La regla de los 90 días se aplica a varios escenarios de inmigración, que incluyen:

Cambio de estatus: si alguien ingresa a los EE. UU. con una visa de no inmigrante y luego solicita cambiar su estatus a otra categoría de no inmigrante, como de una visa de estudiante a una visa de trabajo, hacerlo dentro de los 90 días posteriores a su llegada puede generar preguntas.

Ajuste de estatus basado en el matrimonio: si una persona ingresa a los EE. UU. con una visa de turista y se casa con un ciudadano estadounidense poco después de su llegada, se puede examinar el momento del matrimonio y la posterior solicitud de ajuste de estatus.

Ajuste de estatus del Programa de exención de visa: Los viajeros que ingresan a los EE. UU. a través del Programa de exención de visa también están sujetos a la regla de los 90 días si tienen la intención de ajustar su estatus dentro de los primeros 90 días de su llegada.

Es importante tener en cuenta que la regla de los 90 días no significa automáticamente que las personas no puedan cambiar su estatus o solicitar beneficios de inmigración dentro de los primeros 90 días de su llegada. Lo que importa es la intención en el momento de la entrada. Si sus intenciones cambian después de su llegada, deben tener pruebas que lo documenten y respalden el hecho de que habían planeado cumplir con los términos de la visa.

Cómo navegar la regla de los 90 días

Para navegar con éxito la regla de los 90 días, las personas deben:

Sea sincero acerca de sus intenciones al ingresar a los EE. UU.: si sus intenciones cambian después de llegar a los EE. UU., consulte con un abogado de inmigración para asegurarse de seguir los procedimientos adecuados y cumplir con las leyes de inmigración.

Mantenga la documentación: mantenga registros de sus actividades e intenciones durante su estadía en los EE. UU., ya que esta documentación puede ser valiosa para demostrar su cumplimiento de la ley.

La regla de los 90 días es un concepto importante en el proceso de inmigración de los EE. UU., diseñado para prevenir el fraude de visas y garantizar que las personas sigan los procedimientos legales correctos al cambiar su estatus o solicitar beneficios de inmigración. Comprender la regla y cumplirla es esencial para evitar complicaciones legales y mantener un historial de inmigración positivo. Busque orientación profesional si tiene preguntas o inquietudes sobre cómo se aplica la regla de los 90 días a su situación específica. Al hacerlo, podrá navegar con éxito por el sistema de inmigración de los EE. UU. y trabajar para lograr sus objetivos de inmigración.